El césped artificial es utilizado desde hace décadas en instalaciones deportivas. Los avances tecnológicos de los últimos años han permitido lograr céspedes sintéticos de gran calidad que ofrecen una apariencia muy similar a la del césped natural.  Esta es una de las principales razones por la que muchas familias se decantan cada vez más por la opción de instalar césped artificial en sus jardines o terrazas.

Principales ventajas del cesped artificial:

  • Puede instalarse sobre cualquier tipo de superficies.
  • El coste de la instalación es un poco más elevado que el del cesped natural, aunque, debido a su escaso mantenimiento, se amortiza en apenas dos años.
  • Gran durabilidad y resistencia las inclemencias del tiempo así como a los rayos UVA.
  • Ayuda al medio ambiente ya que nos permite ahorrar grandes cantidades de agua. Solo necesitaría un riego mínimo para disminuir su temperatura o para eliminar el polvo.
  • No provoca alergias.
  • Es ignífugo, por lo que no propaga el fuego.
  • Es compatible con las mascotas y 100% seguro para los más peques de la casa.

Antes de decidirnos por un cesped artificial, tenemos que tener en cuenta varios aspectos para que nuestra elección sea la mejor. De todo ello puede informarse a continuación.

¿Qué uso le vamos a dar?

A la hora de instalar cesped artificial en nuestro jardín tenemos que pensar bien que utilidad le vamos a dar para elegir así un cesped más alto, suave, resistente, duradero…

No es lo mismo una zona con poco tránsito, un jardín con piscina, una zona de juegos para niños, o una parcela con mascotas.

¿Qué altura del hilo es la mejor?

Nuestro césped artificial cuenta con distintas alturas. Sus filamentos pueden ir desde los 6 milímetros hasta los 55 mm. Dependiendo de dónde lo vamos a instalar será mejor uno cortito u otro más largo. Si el césped es para un stand de algún congreso, un restaurante, o incluso en la ceremonia de alguna boda, siempre aconsejamos que sea un césped cortito de menos de 20mm.

Si por el contrario quiere el cesped artificial para el jardín de su casa y lo que busca es que parezca los más natural posible, entonces le recomendamos que la hierba tenga una longitud que vaya desde los 30 mm hasta los 55 mm. En estos casos, aconsejamos que siempre se rellene con arena de sílice.

Si hablamos de terrazas, entonces la longitud más idónea iría desde los 22 hasta los 35 mm, ya que muchas familias optan por aspirar el cesped para limpiarlo, por lo que será imposible echar ese relleno de arena de sílice. El cesped sin arena suele aplastarse antes, es por eso que recomendamos uno de longitud menor.

¿Qué textura y color es mejor para nuestro cesped artificial?

Los modelos de cesped de mayor calidad, y por consiguiente, los más caros, siempre vienen con varias tonalidades en sus filamentos para parecerse más a la hierba natural.  Si lo que busca es la naturalidad y la mejor estética entonces le recomendamos uno de estos modelos de cesped artificial.

Si solo quiere algo verde para cubrir alguna zona poco transitada, entonces es mejor un producto más económico y en la mayoría de los casos monocolor. Estos productos suelen instalarse en rotondas, medianas y otras obras públicas.

Respecto a la textura, hay que tener cuidado con los productos extremadamente suaves. Es un error muy común pensar que el cesped artificial cuanto más suave, mejor. Normalmente, cuanto más fino y suave sean las fibras, más delicado y menos duradero será.

CONTACTO